Amar, comer, comprender

Comer es un tema importante en nuestras vidas y en la vida familiar. Sucede todos los días, varias veces al día, y es fuente de alimento, salud, placer y conexión.

Como con todo lo demás que enseño sobre la crianza de los hijos, me concentro sólo en lo que depende de nosotros: Crear un ambiente donde exista una actitud sana y positiva hacia la comida, el cuerpo y el peso.

Cuando un bebé hambriento llora y lo alimentamos, se forma su confianza básica en los demás y en el mundo.

Alimentar según sea necesario es el ajuste de los padres al mecanismo de hambre y saciedad del niño: comer cuando tiene hambre y dejar de hacerlo al sentirse lleno.

Alimente a un ritmo lento. Deténgase tan pronto como el bebé cierra la boca o gira la cabeza.

El deseo de «empujar» una cucharadita más, por si acaso es el inicio de la ruptura de este delicado mecanismo, que hace que dejemos de comer cuando sentimos una agradable sensación de saciedad.

Haz un experimento: coloca el tenedor en la mesa después de un bocado. Automáticamente, sin que tenga que pensar en ello, la velocidad de masticación se lentifica. Cuando el ritmo es más lento, ampliamos el disfrute del sabor. Al mismo tiempo, llegan las señales de saciedad, nos sentimos llenos y poco a poco notamos que comemos menos. Es decir, una velocidad de ingesta lenta que se logra colocando el tenedor o la cuchara después del bocado, duplica el disfrute de la comida y reduce la cantidad a la cantidad adecuada. Al alimentar al niño, no espere con el «avión en la pista». Espere a que el bebé trague la comida y haga una señal de que está listo para el siguiente bocado. Esfuércese que coma de la manera más independiente posible.

No hay que terminar todo, no elogiar que limpió el plato, sino que comió hasta saciarse: que agradable, estuvo delicioso. gracias».

No dar comida como consuelo, como sedante, como distracción, no como recompensa y no como castigo, no como respuesta al aburrimiento o la decepción.

Comer de forma emocional se crea a partir de las conexiones que hacemos entre la comida y los diferentes estados emocionales. La niña está llorando, toma una galleta, aburrida, un bocadillo, te portaste bien, te mereces el postre, no te portaste bien, no hay postre.

Las experiencias y los sentimientos negativos son parte de la vida de todos y no deben bloquearse. Necesitamos experimentarlos hasta que pasen, se procesen o se superen. La mejor forma de responder es con una presencia empática. Sin drama: «Es duro, es desagradable, triste, doloroso». La alimentación emocional es una alimentación que está ligada a aliviar emociones desagradables como la tristeza, la soledad, el aburrimiento, la ira, la frustración… y también la fatiga.

Cuando se da la comida como sustituto de la presencia, contención o experimentar la emoción, el dolor no se resuelve y no pasa, sino que es silenciado por el placer básico, y no se desarrolla la capacidad de procesar y superar las emociones.

Quiere decir, queridos padres, que les estoy quitando un dispositivo para satisfacer las necesidades inmediatas del niño y literalmente cerrarle la boca. Hay que estar ahí, soportar el llanto, la frustración, la dificultad y el malestar del niño, sin una válvula rápida y eficaz. Estar y contener. No es agradable, pero es importante.

Bloquear el dolor con una sustancia es un entrenamiento para la adicción: me duele, no puedo soportarlo, hago algo o tomo algo que lo anule lo más rápido posible. Entonces tengo dos problemas: el dolor no ha desaparecido y he creado un patrón de adicción, que también debe superarse en el futuro.

Crear placer aumenta el anhelo de placer, la gratificación instantánea, y cuanto mayor es el anhelo, más difícil es resistir. No es una cuestión de fuerza de voluntad, el anhelo es una fuerza inmensa a la que es imposible resistir. Intenta por ti mismo, por un momento, no usar lo que usas cuando sientes una emoción negativa, no fumar, no comer, no entrar en Facebook o en tu juego preferido… ¿Quieres pedírselo a un niño?

Como todo lo demás en la crianza de los hijos, lo que es fácil y conveniente para los padres ahora, se convertirá en un problema mayor en el futuro.

Algunos consejos más:

Desconecta la comida de todos los contextos excepto el hambre y la saciedad.

Ofrezca comida variada y saludable, colorida y tentadora, prepare la comida con los niños.

Cuando niños vienen a jugar, se puede ofrecer un plato colorido de verduras y frutas.

Tenga comidas en familia ordenadas (los padres también se sientan, este no es un restaurante donde todos piden un plato diferente, todos comen lo que hay).

Haz de la comida un encuentro familiar interesante y nutritivo, es posible que todos compartan algo que les pasó hoy, algo bueno y algo menos bueno, compartir, consultar y contar chistes.

Hay muchas otras ideas que pueden ayudar a promover una buena alimentación, como no dejar comida en la encimera, usar platos pequeños, no dejar entrar bebidas dulces a casa, etc. Cada familia necesita encontrar su propio camino y su propia política de dulces. No tiene sentido privarlos del placer, no convertirlo en un gran problema.

Cuando se habla de salud, el tema del ejercicio es sumamente importante: salir al jardín, jugar, caminar, bailar, moverse. El ejercicio también se puede encontrar en Apps

Pero recuerde, no intente controlar algo que esté en el área de responsabilidad y libertad del niño. Nuestro trabajo termina en orientar, ser modelo, ofrecer un entorno sano y equilibrado, amarlos en cualquier situación y con cualquier peso.

Cuando los niños comen muy poco suele estar relacionado con la hipersensibilidad a los olores, texturas y sabores, (en este caso hay que diagnosticar y buscar la forma de tratar con un profesional adecuado), o es una lucha de poder. El niño aprende que al cerrar la boca controla a los padres. En este caso, debe buscar la orientación de los padres para aprender a retirarse de la lucha por el poder y permitir que el niño cumpla la tarea por sí mismo y no contra usted. Si esto no ayuda, consulte a un experto en el campo de la alimentación.

Obesidad infantil

¿Enfermedad? ¿epidemia? ¿defecto? ¿Genética?

Un aumento en el número de personas, incluidos los niños con sobrepeso, indica que este es un problema social amplio, no un problema familiar o personal. El vertiginoso ritmo de vida no deja tiempo para prestar atención a la nutrición como deberíamos hacerlo, y también se ha desarrollado una cultura de comida rápida en casa: comer comidas preparadas, a veces frente al televisor. Aun así, cuando un niño tiene sobrepeso, el padre es acusado de negligencia.

Lo que digo ahora puede sorprenderte, tranquilizarte o molestarte, dependiendo de lo que sea importante para ti.

Lo más importante que deben hacer los padres cuando un niño tiene sobrepeso es aceptarlo tal como es. Por amor, los padres quieren que su hijo esté bien. Por lo tanto, los padres dañan al niño con el mensaje de que debe cambiar para ser amado.

La percepción social de una persona gorda está muy distorsionada. Atribuido a la pereza, la falta de autocontrol y otros rasgos negativos. Existe un fenómeno llamado obesofobia, y crea una gran discriminación contra ellos en la sociedad. El niño internaliza la actitud negativa, discriminatoria y abusiva, y cree que se lo merece. A veces incluso los padres sienten rechazo, les resulta difícil tocar y amar al niño, y los niños interiorizan esta actitud.

Un daño a la autoestima es un daño que puede afectar sus vidas y les llevará años rehabilitarlo. Por lo tanto, debemos hacer todo lo posible para no experimentarlo en casa. Ningún bebé o niño pequeño se odia a sí mismo. Cada bebé, sin importar su tamaño, se mira en el espejo con gran placer. El autor rechazo es algo que se aprende.

Solo el cambio social resolverá el problema de la alimentación poco saludable:

En primer lugar, un cambio en la legislación sobre lo que se permite vender a los niños. Que no habrá dulces ni bocadillos en las tiendas no relacionadas con la comida, que no habrá anuncios encubiertos, que las personas que son percibidas como autoridades para la orientación de los padres no publicitarán alimentos, bocadillos y dulces no saludables. Las vallas publicitarias, los juegos y la televisión deben tener gente de todos los tamaños, la variedad humana, para que nos acostumbremos a todo tipo de pesos y no solo a los de supermodelo.

En segundo lugar, la sociedad necesita cambiar la actitud hacia una persona independientemente de su peso, así como no se trata el color de sus ojos. Frente a mí hay una persona, un mundo y su plenitud. ¿Has notado que nosotros y la sociedad nos pesamos y nos medimos? La gente se dice entre sí: Adelgazaste, ¿no? ¡Que belleza!

Tercero: los niños ven a sus padres en guerra con el peso, pero aún más cuando ven su odio a sí mismos cuando no están delgados, o la alegría loca cuando pierden peso.

Deje de tratar el peso de los demás y de nosotros mismos como una medida de valor, éxito y felicidad.

Aprenda a relacionarse y hablar de manera diferente sobre la comida. Ayelet Katter señaló que todos hablamos a nivel de lengua materna el lenguaje de la dieta, el lenguaje de las prohibiciones, las medidas, la culpa y la humillación. Es un lenguaje que lleva a ciclos de intentos de control, moderación y prevención, glotonería y compensación.

Ella ofrece un enfoque completamente diferente, el lenguaje atento de la comida, que nos devuelve la alegría y el amor en general y en la forma de comer en particular. Empiece a escuchar al cuerpo, las oleadas de hambre y saciedad, aprenda a elegir y aprenda de nuestras elecciones qué nos hace buenos y qué no. Sin prohibiciones, sin juicio.

¿Qué hacer?

Ejemplo personal, aceptación y amor propio y disfrute de la comida, respeto por la comida y por nosotros mismos, no comer sobras, no comer de pie, no frente al televisor o con un libro.

Acéptalos, ámalos, no critiques, no comentes.

Cambiar la actitud de la sociedad hacia los aceites, ampliar los límites de la aceptación y la belleza.

Cuando pidan ayuda, refiéralos a terapeutas utilizando el método del lenguaje alimentario -cualquier prevención y restricción conducirá a una situación peor

Algunas perlas de Ayelet Kalter

Todos merecen y tienen derecho a disfrutar de la comida que comen y a comer hasta la saciedad. Disfruta de la comida, combina los sentidos.

Es posible y apropiado respetar y amar el cuerpo, aunque no se ajuste al «modelo de la delgadez».

No todas las personas están destinadas a ser delgadas debido a nuestras características genéticas.

El peso corporal no es una medida de éxito o fracaso.

La felicidad no tiene peso.

El peso no es una cuestión de fuerza de voluntad y decisión.

No existe un método de alimentación que pueda hacernos perder y mantener el peso.

El aumento y la pérdida de peso irán seguidos de fatiga y cansancio constante.

Lidiar con el peso y las dietas daña a la relación con la comida, con el cuerpo.

Para terminar:

Comer es fuente de vida, vitalidad, pasión, placer y conexión. Es importante cultivar con ella y el entorno una relación benévola, atenta, compasiva y amorosa, y así es con nuestro peso y el de nuestros hijos.

Te espero en mis conferencias en Zoom (en vivo o grabadas), y pronto, amén, en salas

Gracias por estar conmigo,

Anabella.


Si quieres aprender más sobre la teoría Adleriana y sus aplicaciones a la pareja, la crianza y el crecimiento personal click aquí

Sientete libre para compartir:

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email
Dra. Anabella Shaked

Dra. Anabella Shaked

Anabella trae al escenario un conocimiento vasto y actualizado sobre psicología combinado con treinta años de experiencia en psicoterapia, enseñanza y capacitación. Anabella es una experta internacional en la Psicología Individual de Alfred Adler, una filosofía con una visión realista y optimista de la naturaleza humana y de su encuentro con los problemas de la vida sobre la tierra.

Cada conferencia trata de un aspecto importante de la vida, como el desarrollo personal, las relaciones interpersonales, la pareja, la crianza, la carrera, la realización personal y más.

Más del blog

Select your currency
EUREuro
Scroll to top

Quiero recibir de Anabella artículos con información útil y promociones